Cuadros Eva Claessens

3 artículos

3 artículos


Eva Claessens, aunque nació y creció en Bélgica, en Amberes, es como una ciudadana del mundo. Después de vivir 7 años en Italia, 15 en Francia, 6 en Uruguay y entre otros, unos stops en Jamaica, Israel, la India…

Hoy en día Eva eligió al pueblecito Garzon en Uruguay como taller principal. Aunque esté totalmente apartada del mundo, Eva Claessens, es una de las artistas contemporáneas más reconocidas y mejor cotizadas del momento.

Su arte es una oda a la esencia más íntima de la persona en los momentos más cotidianos. Más que una exploración de la figura humana, es una captura de momentos íntimos, de sus gestos, sensaciones y emociones. De sus cuadros resaltan el cariño, sensualidad, ternura, a veces tristeza, según cada uno lo interprete.

“Creo que mi obra es más para sentir que para definir, no es intelectual, habla de momentos del día a día, por eso me gusta darle la apariencia de que no está terminada, como la vida misma, y con la idea que cada uno pueda concluir la pieza con su mirada. Por eso mis cuadros están mejor sin enmarcar.”

Eva trabaja sobre todo pintura en acrílico sobre diversos materiales, entre otros el lino y el canvas, a los que suele incorporar pequeños tesoros que encuentra aquí y allá, como perlas, plumas trozos de linos antiguos etc…

“Hay una investigación profunda alrededor de cada pieza. Es algo que hago desde muy joven y que disfruto. Siempre pinto a partir de modelos reales, jamás de fotografías, por lo que parte del proceso es compartir tiempo con ellos, aun cuando son parejas, para que luego el posado fluya libre, con sutileza…”

 

Sus series pueden durar hasta diez años, van y vuelven, y pueden no terminarse nunca, como sus cuadros.

Con la serie de los abrazos, expresa la verdadera unión del hombre y de la mujer y la simpleza y intensidad y un tal momento. En la serie  Through the eyes of beauty, las  pestanas representan el canal para ver hacia dentro y entender quién eres sin ninguna influencia del exterior.

 

También, ahora la geniosa Eva Claessens diversifico su trabajo, creando cerámicas. Dio a luz a dos colecciones de jarrones de edición limitada, con tanto  éxito que le propuso a la firma internacional Serax de representarla.